El Centro Hispano busca mejorar las condiciones laborales de los jornaleros

Natalia Lenis es la supervisora de la oficina de El Centro Hispano en Carrboro. Aunque lleva poco más de un mes en el cargo, propuestas como la de crear un Centro de Trabajadores siguen adelante gracias, en parte, a su trabajo.(Fotografía de Ignacio Iturrarte)
Natalia Lenis es la supervisora de la oficina de El Centro Hispano en Carrboro. Aunque lleva poco más de un mes en el cargo, propuestas como la de crear un Centro de Trabajadores siguen adelante gracias, en parte, a su trabajo.(Fotografía de Ignacio Iturrarte)

Editor’s Note: Carrboro’s Hispanic Center wants to create a workers’ center, so that Latino laborers have more dignified work conditions.

A diario, especialmente de lunes a viernes, decenas de hombres se agolpan en la esquina de Jones Ferry con Davie en Carrboro, junto a la gasolinera. Esperan. Esperan a que un coche se detenga y a que su conductor les invite a subir. Son jornaleros y muchos de ellos tienen este trabajo como única manera de seguir adelante. Evidentemente, las condiciones no son optimistas. Aguardar bajo el sol, la lluvia o la nieve a no es nada alentador. No obstante, esto parece estar a punto de cambiar en Carrboro.

El Centro Hispano, en cooperación con miembros de Justice United, Human Rights Center y Towns of Carrboro and Chapel Hill, trabaja para habilitar un Centro de Trabajadores en su nuevo local de Carrboro. El Centro Hispano, actualmente ubicado en el complejo comercial de Carrboro Plaza, planea mudarse a un nuevo local en el centro de la ciudad. Aunque la dirección aún está por concretar, la intención es trasladar la oficina a Main Street, cerca de la taquería Tres Amigos.

La apertura del nuevo local permitirá ofrecer nuevos servicios a la comunidad. Entre ellos, se dispondrá de un Centro de Trabajadores en la parte de atrás del local, donde los jornaleros podrán no sólo reunirse bajo techo, sino también formarse en distintas disciplinas profesionales.

Durante este último mes, Natalia Lenis, responsable de la oficina de El Centro Hispano de Carrboro, ha visitado con asiduidad la esquina de Jones Ferry con Davie para conocer los intereses y las preocupaciones de los jornaleros. “Al principio se mostraban reacios a colaborar, pero, poco a poco, muchos de ellos se han concienciado de lo beneficioso que sería para ellos contar con un Centro de Trabajadores y se muestran más abiertos a colaborar”, asegura Natalia. A su juicio, dicha instalación actuaría como centro de reunión y les permitiría esperar bajo techo y en buenas condiciones. “Además, les brindamos la posibilidad de formarse para distintos oficios mediante clases. De esta manera, tiene la oportunidad de cambiar de trabajo”, puntualiza Natalia.

Molly De Marco, responsable del miembro de Justice United, señala que el principal objetivo es “lograr unas condiciones de trabajo dignas para los jornaleros”. “Desde Justice united venimos trabajando en este campo desde hace dos años y medio. Creemos que el Centro de Trabajadores permitirá a los jornaleros protegerse de las inclemencias del tiempo y les brindará un lugar de descanso. Asimismo, les permite reunirse y establecer una organización, para así luchar por mejores condiciones laborales y evitar, por ejemplo, cobrar salarios insignificantes”, añade.

Su hermana Allison también es miembro de Justice United y está especialmente interesada en los beneficios que el Centro de Trabajadores puede generar no sólo a los jornaleros sino también a sus allegados. “Se ha demostrado que cuando se establece un Centro de Trabajadores, las mujeres también se acercan a buscar trabajo. Probablemente sea debido a que ven el centro como un lugar seguro frente al peligro que puede suponer esperar en la calle”, asegura Allison. “La idea que subyace es ofrecer un ambiente saludable y digno a las personas que buscan trabajo”.

Iturrarte_elcentro2FINAL
El Centro Hispano ofrece un amplio abanico de servicios a la comunidad de Carrboro. Desde asesoría legal hasta tramitación de documentos, pasando por tutorías y clases de baile e inglés, entre otras. (Fotografía de Ignacio Iturrarte)

Obras sociales como esta son llevadas a cabo por El Centro Hispano desde su llegada a Carrboro hace varios años. Aunque gran parte de los programas se administran en la oficina de Durham, el local de El Centro Hispano en Carrboro ofrece un gran apoyo y un amplio abanico de servicios a las familias latinas de la localidad. “Ayudamos a todo aquel que se acerque a interpretar y traducir documentos importantes como cartas de poder o notarizaciones. Además, tenemos un programa de asistencia legal y contamos con tres abogados que pueden ayudar a los interesados. Uno de ellos experto en ley criminal, otro en ley familiar y un tercero en asuntos de inmigración”, apunta Natalia Lines. Del mismo modo, la oficina de Carrboro dispone de un programa de tutorías ideal para que los más pequeños progresen en su educación. “Tenemos muy buen feedback por parte de los padres. El servicio, por supuesto, es completamente gratis. Lo único que pedimos es compromiso”, afirma Natalia.

Los interesados pueden llamar al (919) 945-0132, visitar la web Elcentronc.org o pasarse por la oficina en el Carrboro Plaza. La cuota de socio es de $30 al año, mientras que la del plan familiar es de $45 y comprende al padre, la madre y los menores de 18 años de una misma familia. El carné puede usarse como documento de identificación, puesto que cuenta con el nombre y una fotografía del socio, y permite obtener descuentos en las clases que se ofrecen en El Centro Hispano y en descuentos en los negocios afiliados, como la Peluquería Sinai o la Tienda Don Jose. “Somos muchos latinos en Carrboro pero son pocos los que conocen El Centro Hispano”, reconoce Natalia. ¡Aprovechen esta oportunidad!

Author of the article

Staff writer for the Carrboro Commons and Exchange Student from Spain